WappPress

La abogada y exmandataria de la extinta Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), Claudia González, ha recuperado su libertad tras más de dos meses y medio de prisión preventiva en el cuartel militar Mariscal Zavala. Su liberación, recibida con alegría y agradecimiento, marca el fin de un periodo tumultuoso y levanta interrogantes sobre la legalidad de su detención.

El Regreso a la Libertad

Claudia González abandonó el centro preventivo la medianoche del pasado jueves 16 de noviembre, emocionada por reunirse con su familia y amigos. Su salida se produce después de una intensa batalla legal encabezada por su defensa, que logró revertir la resolución del juez Décimo Penal B, Jimi Bremer, que la mantenía tras las rejas.

En palabras de González al recobrar su libertad: “Me siento muy feliz de poder estar con mi familia, con mis amigos y tener la libertad de comunicarme. No tengo palabras para agradecer todas las oraciones, palabras de aliento, esperanza. Estoy muy feliz y agradecida con Dios”.

Lucha Contra un Monstruo Legal

La abogada y su familia describen la situación como una lucha contra un monstruo legal, y su esposo, presente en todas las audiencias, destaca la protección divina que han experimentado. Este caso ha capturado la atención no solo a nivel nacional, sino también internacional, suscitando preocupaciones y expresiones de solidaridad.

La Medida Sustitutiva y su Ejecución

La Sala Primera de Apelaciones otorgó una medida sustitutiva a Claudia González el 10 de noviembre, ordenando al juez Bremer llevar a cabo una audiencia para otorgarle arresto domiciliario. Sin embargo, la diligencia se materializó el 16 de noviembre. Las medidas sustitutivas incluyen arresto domiciliario sin vigilancia, firma quincenal en el juzgado y prohibición de salir del país sin autorización judicial.

La Persecución y sus Raíces

Claudia González se suma a una lista de exoperadores de justicia que denuncian ser víctimas de persecución política, originada en represalias por investigaciones vinculadas a la Fiscalía Especial contra la Impunidad (FECI) y la extinta CICIG. La denuncia que la Fiscalía de Asuntos Internos del Ministerio Público (MP) investiga proviene de la magistrada Blanca Stalling, de la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

Stalling alega que González, mientras trabajaba en la CICIG, participó en una investigación en su contra, iniciada cuando aún tenía derecho de antejuicio por su cargo en el Organismo Judicial (OJ). El caso de González ha generado respaldo internacional, con organizaciones y diplomáticos respaldándola durante las audiencias.

Conclusiones

La liberación de Claudia González marca un hito en su lucha legal, pero deja abiertas preguntas sobre la justicia y la supuesta persecución política. El respaldo internacional y la atención mediática subrayan la importancia de este caso. Seguiremos vigilando el desarrollo de los acontecimientos y las implicaciones a nivel nacional e internacional.

Fuente: La Hora