Radio Victoria

Escuchá Radio Victoria

Play
Pause

El Impacto del Huracán Otis en Acapulco: Respuesta y Recuperación

El huracán Otis ha dejado una profunda huella en Acapulco, México, con devastadores vientos e intensas lluvias que han causado estragos en la ciudad. La cifra de fallecidos a raíz de este fenómeno climático ha llegado a 43 personas, y otras 36 se encuentran en calidad de desaparecidas. La gobernadora del estado de Guerrero, Evelyn Salgado, ha informado sobre estas cifras preliminares, lo que ha llevado a un esfuerzo conjunto de las autoridades locales y nacionales para enfrentar esta crisis sin precedentes. La Búsqueda Incansable Las brigadas de búsqueda, coordinadas por los gobiernos estatal y federal, están trabajando sin descanso para localizar a las personas reportadas como desaparecidas. Sus esfuerzos se centran en Acapulco y otras áreas de Guerrero que fueron afectadas por el huracán Otis en la madrugada del 25 de octubre. La magnitud de la tragedia ha movilizado a toda la nación, con un enfoque en la recuperación y la asistencia a las familias afectadas. Un Llamado a la Acción El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha emitido un mensaje a través de las redes sociales instando a la gobernadora Salgado a acelerar las operaciones de búsqueda y a proporcionar todo lo necesario para apoyar a las familias de las víctimas. Este desastre se ha convertido en el mayor desafío humanitario de su sexenio, y el compromiso del gobierno es restaurar Acapulco y sus comunidades. Desafíos en la Infraestructura El huracán Otis ha dejado severos daños en la infraestructura de Acapulco. Uno de los problemas más apremiantes ha sido la interrupción del suministro eléctrico. La Comisión Federal de Electricidad (CFE) está trabajando incansablemente para restablecer el servicio eléctrico en el puerto turístico. Hasta la fecha, se han levantado 3.211 postes derribados por los vientos huracanados. Se espera que, para la noche del 30 o la mañana del 31 de octubre, el servicio de luz esté completamente restaurado, al menos en la zona urbana de Acapulco, con la ayuda de plantas provisionales. Combustible y Seguridad El presidente López Obrador también ha informado que al menos 10 gasolineras ya están funcionando en la región. Sin embargo, se han producido reportes de concentración de habitantes en las estaciones de servicio y advertencias sobre el posible robo de combustible. En respuesta a esta situación, elementos de la Guardia Nacional están “tomando el control” de todas las gasolineras del puerto para garantizar la seguridad y evitar cualquier incidente peligroso. El titular de la Secretaría de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval, ha destacado que unos 5.000 efectivos del Ejército mexicano y la Guardia Nacional se han desplegado en la zona afectada para garantizar la seguridad y prevenir saqueos y robos. Este despliegue es fundamental en un destino turístico con una población de aproximadamente un millón de habitantes. Apoyo Humanitario La ayuda humanitaria ha sido una prioridad en la respuesta a esta tragedia. Tanto Luis Cresencio Sandoval como el secretario de Marina, el almirante Raúl Ojeda, han informado que se han entregado más de 20.000 despensas a la población damnificada de Acapulco. Decenas de miles adicionales están en camino al puerto y serán distribuidas en las próximas horas. El almirante Ojeda también ha destacado que las fuerzas de la Marina están realizando un censo entre los pescadores y prestadores de servicios turísticos que perdieron sus embarcaciones en el huracán. Muchas de estas embarcaciones quedaron hundidas y representan una pérdida significativa para la comunidad local. Recuperación de la Infraestructura Además de los esfuerzos humanitarios, las autoridades han trabajado incansablemente para restablecer la infraestructura. Los elementos de la Marina han llevado a cabo la limpieza de más de 10 kilómetros de la línea costera de Acapulco, permitiendo la circulación en ambos sentidos de la carretera escénica que conecta la Acapulco Diamante con la zona tradicional del puerto. Por otro lado, la secretaria del Bienestar, Ariadna Montiel, ha informado que más de 1.000 servidores de la nación están avanzando con el censo de afectados, casa por casa. El Gobierno ha prometido proporcionar ayuda tanto para la reconstrucción de viviendas como para la entrega de enseres domésticos que se hayan perdido en el desastre. Hasta el 29 de octubre, se habían censado 10.468 viviendas, lo que muestra la magnitud de la tarea de recuperación. Conclusión El huracán Otis ha dejado una profunda cicatriz en Acapulco, pero la respuesta y recuperación han demostrado la fuerza y solidaridad de México. Los esfuerzos para restaurar la electricidad, proporcionar ayuda humanitaria y reconstruir la infraestructura son ejemplos de la resiliencia de esta comunidad. Si bien el camino hacia la recuperación es largo, Acapulco y sus habitantes están decididos a superar este desafío. Fuente: Sputnik