WappPress

Contexto Internacional

En una conversación telefónica reciente entre el presidente de EE.UU., Joe Biden, y el primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, se revelaron tensiones respecto a una posible operación militar en el sur de la Franja de Gaza. Este diálogo crucial se llevó a cabo el pasado domingo, donde Biden expresó su preocupación por las posibles repercusiones humanitarias y civiles de dicha operación, en especial considerando la alta concentración de más de dos millones de palestinos en la región.

Biden: Preocupaciones Humanitarias y Civiles

Según informes de Axios, dos oficiales estadounidenses destacaron que Biden advirtió a Netanyahu sobre evitar replicar las tácticas empleadas en el norte de Gaza, temiendo que una operación similar en el sur pueda agravar la crisis humanitaria y resultar en numerosas víctimas civiles. La preocupación del presidente de EE.UU. se centra en la preservación de la seguridad de los más de dos millones de palestinos, incluidos aquellos evacuados del norte, que actualmente residen en el sur de la Franja de Gaza.

Diferencias en las Operaciones Militares

Biden hizo hincapié en que, debido a la densa población civil en el territorio sureño, una operación de asalto a gran escala con tres divisiones blindadas y de infantería, como la realizada en el norte, sería imprudente. La cautela del presidente estadounidense es clara: se requiere una estrategia militar que minimice el riesgo para los civiles mientras se aborda la seguridad regional.

EE.UU. Condiciona su Apoyo a Israel

En un giro diplomático significativo, EE.UU. dejó claro que no respaldará la operación militar israelí en el sur de la Franja de Gaza hasta que se aborden las preocupaciones humanitarias. La administración de Biden subraya la necesidad de considerar a todos los desplazados internos antes de llevar a cabo cualquier acción militar. Este condicionamiento refleja la postura de Washington de priorizar la seguridad y el bienestar de la población civil en la región.

Propuesta de Conversaciones Adicionales

Ante la reticencia de Netanyahu a detener las hostilidades hasta alcanzar el objetivo principal de la operación, que es la destrucción completa de Hamás, Biden propuso una solución diplomática. El presidente estadounidense sugirió la realización de más conversaciones antes de la reanudación del enfrentamiento, centrándose en los planes operativos del Ejército israelí en el sur de la Franja de Gaza. Netanyahu, según los informes, estuvo de acuerdo con esta propuesta, marcando un compromiso hacia una resolución pacífica.

Conversaciones a Nivel Estratégico

No solo se limita este diálogo a Biden y Netanyahu, sino que también se ha extendido a niveles estratégicos más bajos. Tanto el secretario de Defensa de EE.UU., Lloyd Austin, como su homólogo israelí, Yoav Gallant, han participado en conversaciones similares. Esto destaca la seriedad con la que ambas naciones están abordando la situación, buscando soluciones efectivas y evitando escaladas innecesarias.

Postura Oficial de EE.UU.: No al Desplazamiento Forzado

John Kirby, portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, fue claro al anunciar la posición oficial de EE.UU. Este martes, declaró que Washington no respaldará las operaciones militares de Israel en el sur de la Franja de Gaza hasta que se proporcione información detallada sobre los palestinos desplazados dentro del enclave. Kirby enfatizó la oposición al desplazamiento forzado de los palestinos y subrayó que la mayoría desea permanecer en sus hogares.

Diplomacia como Pilar Fundamental

En conclusión, la situación en la Franja de Gaza ha llevado a una comunicación intensificada entre EE.UU. e Israel. La postura de Biden refleja una preocupación genuina por la seguridad y el bienestar de la población civil en la región. La condición de Washington para respaldar cualquier operación militar resalta la importancia de abordar de manera integral la crisis humanitaria y los desplazamientos internos. La propuesta de diálogo continuo demuestra la voluntad de ambas partes de encontrar soluciones diplomáticas antes de recurrir a medidas militares extremas.

Fuente: RT