Radio Victoria

China ha marcado un hito tecnológico al iniciar la construcción del primer centro de datos submarinos comerciales del mundo, ubicado frente a la costa de la ciudad de Sanya, en la provincia de Hainan. Esta iniciativa, anunciada recientemente por medios estatales, promete no solo revolucionar la infraestructura digital sino también tener un impacto significativo en la sostenibilidad.

Sostenibilidad en lo Profundo del Océano

El ambicioso proyecto destaca por su enfoque innovador hacia la sostenibilidad digital. Al situarse en las profundidades del océano, el centro de datos logra un ahorro significativo en términos de terreno y consumo eléctrico. Este enfoque pionero podría señalar el camino hacia un futuro más sostenible para la gestión de datos a nivel mundial.

Logros hasta la Fecha

Las empresas involucradas en la planificación y ejecución de este proyecto de vanguardia instalaron el primer módulo de almacenamiento en abril de este año, aproximadamente a 35 metros de la superficie marina. Esta semana, marcaron otro hito al colocar el segundo módulo, subrayando el progreso constante de la construcción.

Los medios estatales informan que estos módulos están diseñados para resistir las rigurosas condiciones del fondo marino, lo que les confiere una vida útil impresionante de hasta 25 años. Cada módulo, con un peso colosal de alrededor de 1.300 toneladas, tiene la capacidad de procesar más de cuatro millones de imágenes de alta definición en tan solo 30 segundos. Este nivel de potencia de procesamiento es simplemente asombroso y promete un rendimiento excepcional.

Proyecciones Futuras

El proyecto contempla la instalación de 100 módulos de almacenamiento para el año 2025. Estos ocuparán aproximadamente 68.000 metros cuadrados, equivalente a casi 10 campos de fútbol. Esta expansión impresionante augura que la potencia de procesamiento total del centro de datos será equivalente a la de seis millones de computadoras personales funcionando simultáneamente.

Eficiencia Energética y Ambiental

Uno de los aspectos más notables de los centros de datos sumergidos es su capacidad para aprovechar el agua del mar para el enfriamiento natural de los módulos de almacenamiento. Este enfoque no solo contribuye a la eficiencia operativa, reduciendo costos, sino que también preserva recursos hídricos. Se estima un ahorro considerable de 122 millones de kilovatios-hora de electricidad al año y 105,000 toneladas de agua dulce.

De acuerdo con el portal Tom’s Hardware, el costo aproximado de construcción de este innovador centro de datos submarino es de 879 millones de dólares. Además, se señala que existen proyectos similares en diversas regiones de China, como el delta de los ríos Yangtsé y Perla, indicando un impulso considerable en la dirección de la infraestructura digital sumergida.

Conclusiones

En resumen, la construcción del primer centro de datos submarino comercial del mundo en China es un testimonio del compromiso del país con la innovación tecnológica y la sostenibilidad. Este proyecto no solo redefine los límites de la capacidad de procesamiento, sino que también establece un estándar para futuras iniciativas que buscan equilibrar eficiencia y respeto por el medio ambiente.

Fuente: RT