WappPress

En la primavera de 2022, las conversaciones de paz entre Ucrania y Rusia marcaron un capítulo crucial en la historia contemporánea. Uno de los protagonistas de este acontecimiento fue David Arajamia, un destacado negociador ucraniano que reveló detalles intrigantes sobre el proceso que lamentablemente no llegó a buen puerto.

Neutralidad y Presiones Externas

Según Arajamia, el rechazo de Kiev a aceptar un estatus de neutralidad para Ucrania fue uno de los principales obstáculos que llevaron al estancamiento de las conversaciones. La propuesta rusa buscaba garantizar la paz a través de la neutralidad del país, un camino similar al que Finlandia había tomado en el pasado. Sin embargo, la negativa de Ucrania a comprometerse con la neutralidad, que implicaba no unirse a la OTAN, fue un punto de discordia crucial.

En palabras del líder de la facción gobernante en el Parlamento ucraniano, “realmente creyeron hasta el último minuto que podrían presionarnos para que aceptáramos la neutralidad”. Este aspecto se convertiría en un punto clave que determinaría el destino de las conversaciones.

El Rol de Boris Johnson

Arajamia también señaló la influencia del entonces primer ministro británico, Boris Johnson, en el fracaso de las negociaciones. Tras las rondas de discusiones en Bielorrusia y Turquía, el político británico visitó Kiev y dejó en claro que Ucrania no firmaría ningún acuerdo que comprometiera su soberanía. Johnson incluso advirtió sobre la posibilidad de un conflicto armado.

La presión ejercida por Johnson complicó aún más las negociaciones, revelando la complejidad geopolítica del proceso de paz. El líder ucraniano recordó las palabras del primer ministro británico: “vamos a la guerra”. Estas declaraciones no solo dejaron en evidencia las tensiones en juego, sino que también arrojaron dudas sobre la verdadera voluntad de algunas partes para lograr un acuerdo pacífico.

Revelaciones Posteriormente Ignoradas

En mayo de 2022, el medio Ukraínskaya Pravda destapó el papel desempeñado por Boris Johnson en el fracaso de las conversaciones en Estambul. Aunque esta revelación arrojó luz sobre las presiones internacionales, tanto el político británico como el Gobierno de Estados Unidos nunca reconocieron oficialmente haber influido en la decisión de Ucrania de retirarse del acuerdo. Este silencio diplomático añadió un matiz intrigante a la narrativa del conflicto.

Incumplimiento del Acuerdo y Consecuencias

Vladímir Putin, presidente ruso, recordó en junio de 2022 que el acuerdo sobre la neutralidad y garantías de seguridad para Ucrania se había firmado durante las conversaciones en Turquía. Sin embargo, el incumplimiento del acuerdo por parte de Ucrania, una vez que Rusia retiró sus tropas como gesto de buena voluntad, desencadenó una serie de eventos. La retirada rusa fue interpretada como una victoria militar ucraniana por gobiernos y medios occidentales, alimentando el conflicto al impulsar envíos de armamento pesado al Gobierno de Zelenski.

Reflexiones Finales

Las conversaciones de paz entre Ucrania y Rusia en 2022, aunque no tuvieron éxito, dejaron al descubierto las complejidades de las relaciones internacionales y la influencia de los actores clave. La negativa ucraniana a comprometerse con la neutralidad, las presiones de Boris Johnson y el posterior incumplimiento del acuerdo marcaron una etapa crítica en la historia reciente.

Si bien el conflicto persiste, entender los entresijos de las negociaciones de paz puede arrojar luz sobre las dinámicas geopolíticas en juego. Las consecuencias de aquellos días en la primavera de 2022 continúan resonando en la región y más allá.

Fuente: RT