WappPress

Este jueves 30 de noviembre marca el inicio de un evento trascendental para el futuro de nuestro planeta: la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de 2023, conocida como COP 28, que se llevará a cabo en Dubái, Emiratos Árabes Unidos. Este encuentro reúne a líderes mundiales, empresarios, organizaciones ambientales, jóvenes y movimientos sociales e indígenas de 197 países, en un esfuerzo conjunto por abordar la crisis climática y transitar hacia energías limpias.

Latinoamérica en la COP 28: Presencia destacada y desafíos compartidos

Se espera la participación de destacados líderes latinoamericanos, incluyendo a Luiz Inácio Lula da Silva de Brasil, Gustavo Petro de Colombia y Miguel Díaz-Canel de Cuba. Aunque Argentina, Ecuador, México, Perú y Venezuela estarán presentes, notamos la ausencia de Chile y sus líderes de Estado en este foro crucial.

Los países latinoamericanos enfrentarán decisiones cruciales en torno a la aceleración de las acciones para abordar la crisis climática y la transición a fuentes de energía sostenible. La región tiene un papel crucial en este escenario, y su compromiso será vital para el éxito de la COP 28.

Balance Global y el Compromiso del Acuerdo de París

Uno de los aspectos centrales de la COP 28 será la evaluación del progreso del Acuerdo de París, un hito en la lucha contra el cambio climático. Firmado en 2015, este tratado vinculante estableció objetivos ambiciosos, incluyendo la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero para limitar el aumento de la temperatura global a menos de 2°C, con el anhelo de alcanzar incluso menos de 1,5°C.

La comunidad internacional espera que, en esta conferencia, catalogada como “la más inclusiva de la historia”, los países del Norte Global, principales emisores de gases, brinden financiamiento a los países del Sur Global para mitigar el cambio climático. Este respaldo financiero se considera esencial para lograr avances significativos.

Brasil: Reducción de la Deforestación y Liderazgo en Energías Renovables

Brasil, destacando su compromiso ambiental, presenta resultados positivos en la reducción de la deforestación en la Amazonía, reduciéndola en más del 40% desde enero. La ciudad de Belém do Pará, sede de la COP 30 en 2025, se convierte en un testimonio de los esfuerzos brasileños.

Con un enfoque claro en la reducción de emisiones, Brasil ha logrado disminuir la deforestación y posee actualmente una matriz energética basada en un impresionante 48% de fuentes renovables, consolidándose como la mayor del mundo. En palabras de la secretaria del Clima del Ministerio del Medio Ambiente, Ana Toni, Brasil llega a Dubái en una posición interna destacada, demostrando un compromiso real con el cambio climático.

Colombia: Innovadoras Propuestas para Combatir el Cambio Climático

La delegación colombiana, liderada por Gustavo Petro, trae propuestas innovadoras a la COP 28. Entre ellas, el canje de deuda por acción climática y naturaleza destaca como un enfoque creativo para incentivar prácticas sostenibles. Además, proponen la creación de un sistema de alertas tempranas en América Latina, reconociendo la vulnerabilidad de las poblaciones al cambio climático.

En su búsqueda de resultados ambiciosos en el Balance Global al Acuerdo de París, Colombia aboga por la aprobación de un tratado de no proliferación de combustibles fósiles, respaldado por un plan económico serio. La activación del fondo de pérdidas y daños es otra prioridad, destinando recursos para la rehabilitación de ecosistemas afectados.

Cuba: Compromiso con la Eficiencia Energética y el Desarrollo Sostenible

La presencia del presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, en Emiratos Árabes Unidos marca un hito en las relaciones bilaterales. Cuba, presidiendo el Grupo de los 77 y China, busca aumentar su eficiencia energética, impulsar el uso de recursos renovables y fomentar un desarrollo económico menos intensivo en carbono.

Este compromiso de Cuba refleja una visión integral hacia un futuro sostenible, alineándose con los objetivos globales de la COP 28. La colaboración entre naciones, liderada por Cuba, demuestra la importancia de un enfoque colectivo para abordar los desafíos climáticos.

Hacia un Futuro Sostenible

La COP 28 se presenta como un punto de inflexión, donde se espera que los países acuerden acciones más firmes y demuestren cómo implementarlas. América Latina, con sus líderes comprometidos y propuestas innovadoras, juega un papel clave en este escenario global.

La visión de Brasil hacia la reducción de la deforestación y el liderazgo en energías renovables, las propuestas audaces de Colombia y el compromiso de Cuba con la eficiencia energética son ejemplos inspiradores. La colaboración internacional, la financiación adecuada y la implementación efectiva de medidas son esenciales para abordar la crisis climática.

En este contexto, la COP 28 no solo representa una conferencia, sino un compromiso colectivo hacia un futuro sostenible para las generaciones venideras. La acción inmediata y decisiva es crucial para asegurar un planeta habitable y próspero.

Fuente: RT