Radio Victoria

La Cumbre del Mercosur en Río de Janeiro, que se inaugura este miércoles, prometía ser el escenario ideal para anunciar el tan esperado acuerdo comercial con la Unión Europea (UE). Sin embargo, diversos obstáculos, desde las reticencias del presidente francés Emmanuel Macron hasta las condiciones internas de los países del Mercosur, han colocado al acuerdo en un punto de inflexión crucial.

Más de 20 Años de Negociaciones

La negociación para establecer la zona de libre comercio más grande del mundo, compuesta por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, se remonta a 1999. A pesar de haber sido firmado en 2019, la ratificación se ha visto obstaculizada, principalmente por las reservas de varios países europeos, especialmente Francia.

La Postura de Francia y las Tensiones Ambientales

Las declaraciones recientes de Macron durante la Cumbre Climática Mundial en Dubái añadieron un nuevo elemento de tensión al proceso. Macron calificó el acuerdo de “anticuado” y expresó su preocupación por su impacto en la biodiversidad y el clima. Su postura ha generado descontento, especialmente en Brasil y Argentina, quienes ven con recelo las propuestas de la UE en torno a obligaciones ambientales y sanciones por incumplimiento.

El Papel Crucial de Brasil: Entre la Resistencia y el Interés

A pesar de las tensiones, fuentes diplomáticas brasileñas afirman que las negociaciones persistirán, ya que la Comisión Europea mantiene un interés claro en cerrar el acuerdo. Aunque Macron ha anunciado una visita a Brasil en marzo, indicando una posible continuación de las discusiones, las posturas divergentes entre los países del Mercosur y la UE plantean interrogantes sobre el futuro del acuerdo.

Argentina: Cambios Políticos y la Incertidumbre del Acuerdo

Desde Argentina, el ministro de Asuntos Exteriores, Santiago Cafiero, ha declarado que las condiciones actuales no son propicias para firmar el acuerdo. La cumbre, además, coincide con la toma de posesión de Javier Milei en Buenos Aires, quien en campaña expresó desinterés en el acuerdo y cuestionó la calidad de la unión aduanera del Mercosur.

Variables Negativas y Positivas en el Horizonte

La presidencia semestral del Consejo de la UE pasará a manos de Bélgica, un país con posturas reticentes al acuerdo, después de España. Esta situación añade un nuevo desafío a las negociaciones. Sin embargo, la Cumbre también marca la bienvenida a Bolivia como nuevo miembro del Mercosur, un hecho que aporta importancia geopolítica al bloque sudamericano.

Oportunidades Adicionales: Nuevos Acuerdos y Perspectivas Comerciales

Además del acuerdo con la UE, la Cumbre del Mercosur contempla la firma de un acuerdo de libre comercio con Singapur, así como la apertura de negociaciones con la República Dominicana y El Salvador. Estos desarrollos podrían diversificar las relaciones comerciales del bloque y fortalecer su posición en la escena global.

Conclusión

La Cumbre del Mercosur en Río de Janeiro se presenta como un hito crucial en las negociaciones comerciales de la región. A pesar de los desafíos y las tensiones, la persistencia de las discusiones y la entrada de Bolivia como nuevo miembro brindan un marco de oportunidad. El destino del acuerdo con la UE sigue siendo incierto, pero las próximas jornadas en Río de Janeiro determinarán el rumbo de una de las negociaciones más prolongadas en la historia del Mercosur.

Fuente: RT