Radio Victoria

En un giro sorprendente, la Junta Nacional de Justicia (JNJ) de Perú tomó la decisión este miércoles de suspender preventivamente a la fiscal de la Nación, Patricia Benavides, por un período de seis meses. Esta medida se enmarca en un proceso disciplinario abierto en su contra, donde se le acusa de liderar una presunta red criminal dentro del Ministerio Público.

Objetivo de la suspensión

La JNJ, mediante un comunicado oficial, explicó que la suspensión tiene como finalidad “asegurar el normal desarrollo” de la investigación, “impedir su obstaculización y garantizar la eficacia de la resolución final”. Este movimiento, sin duda, marca un hito en la historia legal de Perú y plantea preguntas cruciales sobre la integridad de la fiscalía.

La sesión y el retiro de Patricia Benavides

Horas antes de la decisión de la JNJ, Patricia Benavides se retiró de la sesión en la que debía presentar sus argumentos de descargo frente a la solicitud de suspensión. La fiscal argumentó que no se le garantizaban las condiciones adecuadas en el procedimiento disciplinario en su contra. Su retirada provocó el cierre de la audiencia, y los magistrados procedieron a debatir sobre la cuestión, dejando el pedido de suspensión al voto.

Reacción legal: recurso de reconsideración

Mario Peña Flores, abogado de Benavides, anunció que presentarán un recurso de reconsideración contra la suspensión provisional de su defendida. Aunque la posibilidad de que la decisión se mantenga es alta, ya que sería examinada por la misma JNJ, el equipo legal busca explorar todas las vías posibles para revertir esta medida disciplinaria.

Investigación en curso

Las acusaciones contra Patricia Benavides son graves. Se le señala, junto con tres de sus asesores, Alberto Hurtado Espinoza, Miguel Ángel Girado Isidro y Jaime Javier Villanueva Barreto, como presuntos integrantes de una organización criminal. Se les investiga por supuestas operaciones para influir en congresistas, buscando inhabilitar a la fiscal suprema, Zoraida Ávalos, designar a Josué Gutiérrez como defensor del Pueblo y remover a la JNJ.

La negación y la implicación política

En medio de estas acusaciones, Patricia Benavides ha negado rotundamente la existencia de la red criminal, culpando indirectamente a la presidenta Dina Boluarte de politizar las funciones fiscal y policial. En una declaración contundente, Benavides afirmó que el “show mediático” es una clara expresión de la politización y venganza contra aquellos que desafían el poder de turno.

Conclusiones

El caso de Patricia Benavides y la suspensión preventiva por parte de la JNJ plantean interrogantes significativas sobre la integridad y transparencia en el Ministerio Público de Perú. La investigación en curso y las acusaciones de liderar una red criminal sitúan este caso en el centro del escenario legal del país.

Fuente: RT