WappPress

En una reciente entrevista con Le Point, el primer ministro húngaro, Viktor Orbán, expresó su firme oposición a la posible incorporación de Ucrania a la Unión Europea (UE). Orbán argumenta que tal decisión sería “mala” y señala varios puntos que considera críticos para el bloque comunitario. Examinemos detenidamente sus declaraciones para comprender mejor su perspectiva.

Desacuerdo con la Comisión Europea

Orbán califica de “falso” el informe de la Comisión Europea que sostiene que Ucrania ha cumplido con cuatro de los siete requisitos necesarios para unirse a la UE. Enfatiza la corrupción en Ucrania, clasificándola como uno de los países más corruptos del mundo. Su postura es clara: no puede apoyar el inicio de un proceso de negociación de adhesión basándose en un informe que considera cuestionable.

Consecuencias Económicas Adversas

El líder húngaro también advierte sobre las consecuencias económicas adversas que la integración de Ucrania podría tener para la UE. Orbán estima que Francia tendría que desembolsar más de 3.500 millones de euros adicionales al presupuesto común. Además, señala la amenaza para el sistema agrícola europeo con la entrada de la “importante” agricultura ucraniana, pronosticando que el sistema quedará destruido “al día siguiente” sin una transformación previa de los subsidios agrícolas.

Riesgo de Caos Total

Ante la posibilidad de recibir 10.000 millones de euros de la Comisión Europea, congelados desde diciembre de 2022, Orbán se muestra cauteloso. Rechaza la idea de un cambio de opinión, destacando el “riesgo de un caos total”. Para él, elevar el nivel de cooperación no implica automáticamente la membresía, y advierte sobre las consecuencias impredecibles de aceptar una suma tan considerable.

Negociaciones y Membresía: Dos Perspectivas

Orbán subraya que no solo Ucrania no está dispuesta a negociar, sino que también los europeos no están preparados para aceptar a Ucrania como miembro de pleno derecho en la UE. Su posición se alinea con la idea de elevar la cooperación, pero sin comprometerse con la membresía. Esta perspectiva sugiere una visión más pragmática de la relación entre Hungría, Ucrania y la UE.

La Cumbre de la UE y las Posturas Contrarias

Los comentarios de Orbán surgen justo antes de la cumbre de líderes de la UE, donde se espera que la adhesión de Ucrania y Moldavia sea un tema central. Budapest ha expresado repetidamente su oposición a la posible membresía de Kiev. No obstante, no está sola en esta postura, ya que Eslovaquia también se muestra en contra. El ministro de Relaciones Exteriores eslovaco, Juraj Blanar, enfatiza la necesidad de que Ucrania cumpla con los criterios y resuelva el conflicto con Rusia antes de considerar su inclusión en la UE.

La postura de Viktor Orbán respecto a la adhesión de Ucrania a la Unión Europea refleja una preocupación profunda por las implicaciones políticas y económicas. Aunque su enfoque se basa en la desconfianza hacia el informe de la Comisión Europea y las posibles consecuencias financieras, plantea preguntas fundamentales sobre el proceso de expansión de la UE. La próxima cumbre de líderes será crucial para determinar el rumbo que tomará la relación entre Ucrania, Hungría y la UE.

Fuente: RT