WappPress

La Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR) ha anunciado su regreso a la escena internacional después de cinco años de inactividad. Este acontecimiento marca el inicio de un proceso de reactivación institucional, evidenciado por la celebración de la primera reunión del Consejo de Delegadas y Delegados el pasado 5 de diciembre.

Un Renacer Virtual: La Importancia de la Reunión del 5 de Diciembre

La reunión, llevada a cabo en formato virtual, sirvió como plataforma para discutir el futuro del mecanismo de integración sudamericano. En un giro notable, se anunció el retorno de Colombia al bloque, un paso significativo que subraya la relevancia y el potencial de UNASUR en la configuración del panorama regional.

El Papel Clave del Consejo de Delegados y Delegadas

El Consejo de Delegados y Delegadas, conformado por representantes de cada Estado miembro, emergió como un actor fundamental en esta nueva etapa de UNASUR. Este órgano desempeñará un papel clave en la aplicación de decisiones, la preparación de reuniones de alto nivel, la elaboración de proyectos normativos, la coordinación con otros procesos de integración y la promoción de espacios de diálogo civil.

Participación y Ausencias: Radiografía del Encuentro

En este hito histórico, delegados de Brasil, Bolivia, Colombia, Venezuela, Surinam y Guyana se hicieron presentes. Sin embargo, según informes de El Destape, no se contó con representantes argentinos, a pesar del retorno del país al bloque en abril de este año.

Se anticipa que la próxima reunión del Consejo, programada para el 15 de diciembre, tampoco contará con la participación de delegados argentinos debido a la posición de la nueva Administración del país.

El Trayecto de UNASUR: Nacimiento, Crisis y Renovación

UNASUR vio la luz en 2008 con la noble misión de crear un espacio común de integración entre los pueblos de Sudamérica en los ámbitos cultural, social, económico y político. Sin embargo, en 2018-2019, Colombia, Uruguay, Ecuador, Paraguay, Perú, Argentina, Chile y Brasil abandonaron el bloque en medio de una crisis de liderazgo y la incapacidad de la organización para influir en la resolución de la crisis en Venezuela.

En mayo de este año, doce líderes sudamericanos se reunieron en Brasil y sellaron el ‘Consenso de Brasilia’, un documento que expresa el compromiso con la integración regional. Este acuerdo sienta las bases para el resurgimiento de UNASUR como un actor crucial en la geopolítica sudamericana.

El Futuro de los Procesos de Integración en América Latina

El retorno de UNASUR y la participación activa de varios países en la reciente reunión plantean interrogantes sobre el futuro de los procesos de integración en América Latina. ¿Cómo influirá UNASUR en la toma de decisiones regionales? ¿Qué papel jugará en la resolución de conflictos y la promoción del diálogo entre naciones hermanas?

Conclusiones: UNASUR como Faro de Integración

En conclusión, el anuncio del regreso de UNASUR marca un capítulo transcendental en la historia de la integración suramericana. La reactivación de sus funciones, especialmente a través del Consejo de Delegados y Delegadas, señala un compromiso renovado con la colaboración y la construcción de un futuro común.

Si bien persisten desafíos y incógnitas, UNASUR emerge como un faro de integración, guiando a las naciones hacia un horizonte de cooperación y entendimiento mutuo. Este resurgimiento no solo redefine la dinámica regional, sino que también plantea preguntas cruciales sobre el papel de UNASUR en la escena internacional.

fuente: RT