WappPress

En los últimos años, ha surgido un movimiento solidario en Estados Unidos que ha tomado fuerza mes a mes. Residentes de diversas nacionalidades se reúnen cada último domingo del mes en varias ciudades del país para alzar su voz en contra del bloqueo que por más de seis décadas han impuesto sucesivos gobiernos de la Casa Blanca contra Cuba. Esta caravana de amor, como se le conoce cariñosamente, se ha convertido en un símbolo de la solidaridad internacional con el pueblo cubano.

El Corazón de Miami Late por Cuba

En la ciudad de Miami, la Caravana de Amor se congregó recientemente en el Parque de las Banderas del Aeropuerto Internacional de Florida. Este evento no solo es un llamado a favor del levantamiento de las sanciones, sino también una demanda para eliminar a Cuba de la arbitraria lista de países patrocinadores del terrorismo. Las redes sociales se han convertido en un medio vital para la difusión de esta noble causa.

La Caravana de Miami reúne a miles de personas que, sin importar su origen o filiación política, se unen para exigir un cambio en la política de Estados Unidos hacia Cuba. Este llamado despierta la atención de la comunidad internacional y refuerza la lucha contra el bloqueo económico, comercial y financiero que ha afectado al pueblo cubano durante décadas.

Seattle se Suma a la Solidaridad

Pero Miami no está sola en esta causa. Reportes similares indican que, en Seattle, en el estado de Washington, también se han llevado a cabo caravanas de amor en apoyo a Cuba. La solidaridad no conoce fronteras ni distancias. Personas de diversas latitudes se unen en un clamor unísono por la justicia y el fin de un bloqueo que ha asfixiado a la isla caribeña durante tanto tiempo.

Apoyo a la IV Conferencia La Nación y la Emigración

Estos eventos no solo son muestras de solidaridad, sino también un respaldo a la próxima celebración en La Habana de la IV Conferencia La Nación y la Emigración, programada para el 18 y 19 de noviembre. Esta conferencia busca reunir a cubanos residentes en el extranjero para debatir sobre el futuro de la nación y las formas de fortalecer los lazos con su país de origen.

Un Grito de Solidaridad desde Nueva York

No solo en Miami y Seattle se alza la voz. Integrantes de la Red Nacional de Solidaridad con Cuba se unieron recientemente a esta noble causa. Durante su reciente reunión anual en Boston, acordaron desfilar por las calles de Nueva York demandando el fin de la política de asfixia contra el pueblo cubano.

Esta muestra de apoyo es una demostración de que la solidaridad con Cuba no conoce fronteras y que el mundo está observando la injusticia que representa el bloqueo. La comunidad internacional se hace eco de este clamor por un mundo más justo y humano.

Un Mensaje a las Naciones Unidas

Estas acciones preceden a un momento crucial para la lucha contra el bloqueo. Los días 1 y 2 de noviembre, en la Asamblea General de las Naciones Unidas, se presentará un informe que Cuba ha elaborado desde 1992. Este informe detalla la necesidad de poner fin a un cerco unilateral que ha causado un inmenso sufrimiento al pueblo cubano.

El año pasado, 185 países, en opinión mayoritaria de la comunidad internacional, votaron a favor de levantar el bloqueo económico, comercial y financiero contra Cuba. Este apoyo global es un recordatorio de que el mundo rechaza las políticas que afectan a la población cubana.

La Lucha Continúa

Los que aman y fundan están del lado correcto de la historia, expresó el activista Roberto Yis en declaraciones anteriores. Este movimiento de solidaridad no se trata de ser de derecha o de izquierda, sino de unir fuerzas en una causa justa y humana.

El bloqueo a Cuba es una política que ha perdurado por décadas, independientemente de los cambios en la administración de Estados Unidos. Incluso poco antes de abandonar el cargo en enero de 2021, el entonces presidente Donald Trump reinsertó a Cuba en la lista de Estados patrocinadores del terrorismo, de la que fue retirada en 2015 por el Gobierno de Barack Obama. Trump adoptó una política de máxima presión contra Cuba, la cual no ha sido revocada hasta ahora por su sucesor demócrata, Joe Biden.

Cada caravana de amor es un recordatorio para el actual ocupante del Despacho Oval de su compromiso de campaña de revertir las crueles y fallidas políticas de Trump.

La solidaridad internacional con Cuba no cesa, y cada vez más voces se unen a esta causa. Las caravanas de amor se han convertido en un faro de esperanza para el pueblo cubano, y su mensaje llega a todos los rincones del mundo.

Fuente: Prensa Latina