Radio Victoria

En los últimos días, los enfrentamientos entre la Guardia Nacional y las fuerzas especiales de la guardia presidencial en Guinea-Bisáu han levantado alarmas sobre un posible “intento de golpe de Estado”. Este incidente, que dejó al menos dos personas muertas, se suma a una serie de eventos similares que han sacudido la región en los últimos años.

El Contexto en Guinea-Bisáu

El presidente de Guinea-Bisáu, Umaro Sissoco Embalo, afirmó con contundencia que los disturbios fueron un “intento de golpe de Estado”. Reveló que estos actos fueron planificados antes del 16 de noviembre, fecha en la que se conmemora el aniversario de las Fuerzas Armadas en la nación. Los enfrentamientos finalizaron el viernes con la noticia de la detención del comandante de la Guardia Nacional, el coronel Victor Tchongo.

Reacciones Internacionales

La Comunidad Económica de los Estados de África Occidental (Cedeao) expresó su “plena solidaridad con el pueblo y las autoridades constitucionales de Guinea-Bisáu”. Además, instó al “arresto y procesamiento de los autores del incidente de acuerdo con la ley”. Este respaldo internacional destaca la gravedad de la situación en la región.

Un Fenómeno Creciente: Intentos de Golpe en África

En un patrón preocupante, este no es un incidente aislado. En Sierra Leona, recientemente, se informó de un “intento fallido de golpe de Estado” contra el Gobierno del presidente Julius Maada Bio. Los ataques armados a los cuarteles militares y prisiones en la capital, Freetown, subrayan la creciente inestabilidad política en la región.

Golpes Militares en África: Un Fenómeno Persistente

Desde 2020, varios países de las regiones occidental y central de África han experimentado golpes militares. Guinea, Mali, Níger y Burkina Faso son solo algunos de los lugares afectados por la inestabilidad política. Estos eventos plantean interrogantes sobre la estabilidad de los gobiernos y la seguridad en la región.

Implicaciones para la Estabilidad Regional

La persistencia de intentos de golpe de Estado en África Occidental plantea serias implicaciones para la estabilidad regional. La confederación de tres países, como se ha mencionado en algunos círculos, podría ser una respuesta a la necesidad de fortalecer la colaboración entre naciones para prevenir futuros disturbios.

Conclusiones

En conclusión, los recientes enfrentamientos en Guinea-Bisáu y Sierra Leona subrayan la urgente necesidad de abordar la inestabilidad política en África Occidental. La solidaridad internacional, expresada por la Cedeao, es un paso positivo, pero se requieren medidas a largo plazo para garantizar la estabilidad y seguridad en la región.

Fuente: RT