Radio Victoria

Rusia y la OTAN: Un Camino Incierto

En una reciente entrevista con Izvestia, el viceministro de Exteriores ruso, Serguéi Riabkov, dejó claro que el restablecimiento de las relaciones entre Moscú y la OTAN es poco probable en el futuro cercano. Riabkov afirmó con contundencia que estas relaciones son imposibles tanto por razones fundamentales como prácticas. Es crucial entender el contexto geopolítico y las posturas de ambas partes para vislumbrar el panorama que se avecina.

Desafíos en la Negociación: Equidad y Respeto Mutuo

Riabkov destacó la disposición de Rusia a negociar con Occidente solo sobre la base equitativa y mutuamente respetuosa. Enfatizó que la Alianza Atlántica y sus países miembros han enfrentado desafíos en sus relaciones con Rusia a lo largo del tiempo. Sin embargo, dadas las circunstancias actuales, el diplomático ruso expresó dificultades para imaginar un escenario propicio para estas negociaciones.

La Posibilidad de un Conflicto Armado

Ante la pregunta sobre la posibilidad de un conflicto armado entre Rusia y la OTAN, Riabkov señaló que esta eventualidad dependerá de la postura adoptada por la Alianza Atlántica. Afirmó que Rusia está dispuesta a defender sus intereses nacionales por todos los medios disponibles, calificando la “agresión continua” como un camino peligroso para ambas partes.

Estabilidad Estratégica y Control de Armas: ¿Qué Nos depara el Futuro?

En cuanto a la estabilidad estratégica y el control de armas, Riabkov reveló que EE.UU. ha enviado sugerencias informales a Rusia, pero aún no se ha decidido cómo reaccionarán ante ellas. Destacó la falta de propicias condiciones para el intercambio de señales sobre temas tan fundamentales, subrayando la necesidad de cambiar el curso de escalada de Washington hacia Rusia.

El Tratado START III y la Necesidad de un Cambio de Enfoque

Riabkov afirmó que no hay sustitución para el Tratado de Reducción de Armas Estratégicas, conocido como START III, del cual Rusia suspendió su participación en febrero. Insistió en que el diálogo sobre este tema y la estabilidad estratégica en general no pueden reanudarse sin un cambio en el enfoque estadounidense y pruebas visibles de un cambio en su política fundamentalmente hostil hacia Rusia.

La Capacidad de Rusia para Garantizar su Seguridad

Frente a la perspectiva de una carrera armamentística entre Moscú y Washington, Riabkov aseguró que Rusia puede garantizar su seguridad sin caer en provocaciones estadounidenses. Destacó los grandes avances tecnológicos de Rusia en varios frentes, permitiéndole mantenerse seguro sin verse arrastrado a una costosa carrera armamentística.

Guerra Híbrida y Ruptura Diplomática

El vicecanciller calificó como “probable” la ruptura de relaciones diplomáticas entre Moscú y Washington, señalando la confrontación feroz actual y la guerra híbrida total que, según él, se está llevando a cabo contra Rusia. Sin embargo, Riabkov dejó claro que Rusia no será el instigador de este paso y tomará contramedidas apropiadas en caso de que EE.UU. opte por esta medida extrema.

Firmeza ante las Presiones Externas

Riabkov reiteró la postura de Rusia de no aceptar un tono imperativo de mentor por parte de Washington. Afirmó que utilizarán todos los medios a su disposición para salvaguardar sus intereses, incluso en una realidad diferente si se rompen las relaciones diplomáticas. Esta determinación, según el diplomático, no se verá afectada por tal escenario.

Un Futuro Geopolítico Incierto

En resumen, las declaraciones del viceministro de Exteriores ruso reflejan la complejidad de las relaciones entre Moscú y la OTAN. El futuro parece incierto, con desafíos diplomáticos, estratégicos y de seguridad que deben abordarse de manera cuidadosa. Las decisiones tanto de Rusia como de la OTAN serán cruciales para determinar el curso de los acontecimientos en el escenario geopolítico global.

Fuente: RT