WappPress

‘Izquierda’ Y ‘Derecha’

En la historia política, surgen movimientos que desafían a las facciones dominantes de la sociedad, etiquetados como ‘extrema derecha’, ‘ultra derecha’ o ‘derecha dura’. Sin embargo, ¿son estas etiquetas teóricamente precisas? Sorprendentemente, en las obras de los clásicos de la política, no encontramos menciones de estos movimientos ni de la ‘extrema’ derecha. Tampoco encontramos referencias a lo que comúnmente conocemos como ‘derecha’. Estas etiquetas, ‘izquierda’ y ‘derecha’, surgieron en Francia durante la Asamblea Nacional de 1789, cuando los sectores más conservadores se sentaron a la derecha del presidente y los radicales a la izquierda. Estas etiquetas se han utilizado en la política desde entonces, pero su valor teórico es discutible, como señaló el filósofo Norberto Bobbio.

Importancia De Esa Taxonomía

Los términos ‘izquierda’ y ‘derecha’ se utilizan para describir las posturas de las personas en cuestiones sociales de manera general, pero resultan insuficientes para un análisis profundo. No revelan el contenido real de las ideas ni el rol de un individuo en la sociedad. Por lo tanto, las etiquetas de ‘extrema’, ‘ultra’ o ‘dura’ solo aumentan la falta de precisión en la descripción de un fenómeno complejo. Lo mismo ocurre con términos como ‘progresismo’, que a menudo se utiliza para evitar el uso de la palabra ‘izquierda’.

Las Clases Sociales En La Rotación Del Capital

En el capitalismo, la sociedad se divide en dos segmentos: la burguesía, propietaria de los medios de producción, y el proletariado, que vende su fuerza de trabajo. La producción genera capital al agregar valor a los productos, lo que requiere un proceso de transformación de materias primas en mercancías que se venden y se convierten en dinero. Este proceso se conoce como la ‘rotación del capital’.

La rotación del capital lleva a la especialización de actores en la producción, comercio y finanzas. Sin embargo, esta división genera conflictos de intereses, especialmente entre los banqueros y los industriales, lo que a menudo desemboca en disputas violentas.

División Social Y Dominación

Esta división impide a la clase dominante actuar de manera unificada y eficiente. Para resolver este problema, las fracciones de la clase dominante se unen en un ‘Bloque en el Poder’ que ejerce la dominación sobre la sociedad. Sin embargo, los intereses de estas fracciones siguen siendo divergentes, lo que requiere una solución que les permita ejercer la hegemonía de manera alternante, dependiendo de quién proponga una forma más eficiente de acumular el plusvalor que se extrae de los trabajadores.

Agotamiento De Las Formas De Acumular

Las formas de acumular no son eternas; siguen un ciclo de nacimiento, vida y muerte. Algunos estudios han identificado períodos de crisis en el capitalismo, que se dividen en ‘ondas cortas’ (ciclos de 5 a 10 años) y ‘ondas largas’ (ciclos de 30 a 50 años). Estos ciclos económicos están estrechamente relacionados con la función política de la sociedad y determinan si se requiere una mayor o menor intervención del Estado en la economía, conocido como ‘Estado Gendarme’ o ‘Estado Interventor’.

Una Coincidencia Interesante

Es interesante observar que los ciclos económicos coinciden con los ciclos de las ondas largas y cortas del sistema capitalista. Esto ha llevado a debates sobre la necesidad de más o menos intervención estatal en momentos de crisis. Sin embargo, lo más notable es que estos ciclos económicos se asemejan a los ciclos identificados por Kondratiev, lo que destaca la importancia de comprender estas ondas largas y cortas.

Conclusión

En resumen, la ‘extrema derecha’ no es una entidad teórica sólida. En lugar de eso, es una manifestación de las luchas internas entre las fracciones de la clase dominante, que buscan imponer su hegemonía en la sociedad. Estas luchas surgen cuando las formas de acumular capital llegan a su fin, lo que requiere un reajuste en la estructura del poder. No hay una ‘extrema derecha’ per se, sino un reacomodo en la alternancia de las fracciones dominantes en su búsqueda de controlar el Bloque en el Poder. En momentos de crisis, surgen nuevas organizaciones políticas que representan intereses diversos, a menudo defendiendo modelos en declive. En lugar de etiquetar estos movimientos como ‘extrema derecha’, es crucial comprender su contexto histórico y económico. La política es una respuesta a la dinámica de acumulación de capital y las cambiantes formas de dominación.

Fuente: Pressenza