Radio Victoria

En un giro impactante de eventos, el expresidente salvadoreño Salvador Sánchez Cerén (2014-2019) se enfrenta a un juicio por cargos de corrupción, marcando un capítulo controvertido en la historia política de El Salvador. Este jueves, la corte de instrucción de San Salvador inició el proceso legal, acusándolo de recibir 530.000 dólares en sobresueldos irregulares durante su tiempo como vicepresidente, durante el mandato de Mauricio Funes (2009-2014).

El Contexto Legal y la Reforma Penal

La Fiscalía del país, aprovechando una reciente reforma penal en El Salvador, ha tomado la iniciativa de llevar a cabo acciones legales contra Sánchez Cerén sin su presencia física. Este enfoque ya fue aplicado en el caso contra Funes, quien fue condenado a 14 años en mayo, a pesar de residir en Nicaragua, donde no puede ser extraditado.

La naturaleza innovadora de esta reforma legal ha permitido a la justicia salvadoreña avanzar en casos de corrupción sin las limitaciones tradicionales, lo que indica un compromiso claro en la lucha contra la corrupción incluso cuando los acusados no están presentes.

Los Procesados y las Sentencias

El caso no se limita solo al expresidente; varios exfuncionarios también enfrentan cargos. Entre ellos se encuentran:

Salvador Sánchez Cerén: Exvicepresidente de la República.

Carlos Cáceres: Exministro de Hacienda.

Violeta Menjívar: Exviceministra de Salud.

Erlinda Handal: Exviceministra de Ciencia y Tecnología.

Hugo Flores: Exviceministro de Agricultura.

La corte de instrucción de San Salvador no solo ha iniciado el juicio, sino que también ha dictado sentencias significativas. Cuatro exfuncionarios de la administración de Funes han sido condenados a tres años de prisión. Estos incluyen a Carlos Cáceres, Hugo Flores, Violeta Menjívar y Erlinda Handal. Lo destacado es que, como parte de su condena, se espera que restituyan los fondos sustraídos al Estado.

Detalles de las Confesiones y Restituciones

Los procesados confesos han detallado sus crímenes y aceptado la responsabilidad. Carlos Cáceres, exministro de Hacienda, devolverá al Estado la suma de 210.000 dólares. Por otro lado, Hugo Flores, exviceministro de Agricultura y Ganadería, se compromete a restituir 174.000 dólares. Las exviceministras Violeta Menjívar y Erlinda Handal también se han comprometido a devolver al Estado 177.000 y 162.000 dólares, respectivamente.

Es importante destacar que, como parte de su condena, todos estos exfuncionarios llevarán a cabo trabajos de utilidad pública, una medida que refuerza el compromiso del sistema judicial salvadoreño en imponer consecuencias significativas por la corrupción.

Un Paso Firme hacia la Transparencia

Este juicio no solo señala la responsabilidad individual de los implicados, sino que también destaca el compromiso de las autoridades salvadoreñas en abordar la corrupción de manera efectiva. La reforma penal y las sentencias ejemplares envían un mensaje claro: la corrupción no será tolerada y aquellos que la perpetúan enfrentarán consecuencias serias.

Este acontecimiento no solo captura la atención local, sino que también resuena a nivel internacional, subrayando la importancia de la rendición de cuentas en todos los niveles del gobierno. Es un recordatorio de que la transparencia y la honestidad son fundamentales para el buen funcionamiento de cualquier sociedad.

Fuente: RT