Radio Victoria

En la actualidad, el presidente ruso, Vladímir Putin, se muestra firme en su convicción de que un orden mundial “duradero y estable es imposible sin una Rusia soberana y fuerte”. Putin destaca la posición de su país en la vanguardia de la formación de un orden mundial más justo, sosteniendo que la lucha actual por la soberanía y la justicia tiene un carácter de liberación nacional.

La Batalla por la Soberanía: Una Causa Nacional

Según el mandatario, la batalla que Rusia libra actualmente va más allá de las fronteras nacionales, siendo una lucha por la libertad no solo de su pueblo, sino de todo el mundo. Putin enfatiza que la dictadura de un hegemón representa un peligro para la estabilidad global y que la Rusia actual se erige como defensora de un orden mundial más equitativo. Destaca la imposibilidad de concebir un orden duradero sin una Rusia fuerte e independiente.

Occidente y la Pérdida de Dominio

Putin no escatima críticas hacia Occidente, que, según sus palabras, está perdiendo su dominio y carece de la necesidad de un país tan grande y multinacional como Rusia. Señala que la rusofobia y otras formas de racismo han permeado las élites gobernantes occidentales, convirtiéndose prácticamente en su ideología oficial. La diversidad cultural, las tradiciones y la unidad de Rusia no encajan en la lógica de aquellos que buscan imponer sus visiones racistas y colonialistas.

Desafíos a la Identidad Rusa

El líder ruso explica que las afirmaciones de Occidente sobre Rusia como “una prisión de pueblos” y los rusos como “una nación de esclavos” buscan desmembrar y saquear el país euroasiático. Putin sostiene que estas declaraciones encubren el deseo de Occidente de intervenir en los asuntos internos de Rusia, buscando sembrar confusión y desestabilizar la nación.

Injerencia Extranjera: Advertencia de Putin

Putin hace una advertencia clara: cualquier intento de injerencia o provocación exterior para generar conflictos interétnicos o interreligiosos en Rusia se considerará como acciones agresivas contra el país. Destaca la firmeza con la que Rusia enfrentará tales amenazas y presiones externas, subrayando la importancia de la estabilidad interna para la seguridad y el bienestar del pueblo ruso.

Rusia y su Posicionamiento en el Orden Mundial

Putin destaca que Rusia no solo busca protegerse a sí misma, sino que también lucha por la libertad a nivel global. La posición actual de Rusia en la formación de un orden mundial más justo es crucial, según el presidente. Insiste en que la estabilidad y durabilidad de dicho orden dependen directamente de una Rusia soberana y fuerte.

Diversidad vs. Rusofobia: El Desafío Occidental

En cuanto a la visión occidental, Putin señala que la rusofobia y otras formas de discriminación se han arraigado en las élites gobernantes. La diversidad de Rusia, expresada en sus culturas, tradiciones, lenguas y etnias, choca con la lógica racista y colonialista occidental. Este contraste es, según Putin, uno de los motivos detrás de la hostilidad de Occidente hacia Rusia.

El Desafío de Occidente y la Respuesta Rusa

Putin enfatiza que los Estados occidentales no pueden desafiar directamente a Rusia por la fuerza, por lo que recurren a tácticas más sutiles. Intentan sembrar la discordia y la confusión dentro del país, aprovechando cualquier grieta que puedan encontrar. El líder ruso advierte que Rusia considerará cualquier intento de generar conflictos internos como una agresión, subrayando la importancia de la unidad y la resistencia frente a la presión externa.

La Fortaleza de Rusia en la Escena Mundial

En resumen, las palabras de Vladímir Putin reflejan la determinación de Rusia en defender su soberanía, seguridad y bienestar. La lucha por la libertad no solo se circunscribe a las fronteras rusas, sino que abarca la visión de un orden mundial más justo y equitativo. La diversidad de Rusia se convierte en un elemento fundamental que desafía las ideologías discriminatorias occidentales.

En un mundo en constante cambio, la voz de Putin resuena como un recordatorio de la importancia de una Rusia fuerte e independiente para la estabilidad global. La batalla por la soberanía, la justicia y la libertad es un compromiso que va más allá de las fronteras nacionales, proyectando a Rusia como un actor clave en la configuración de un orden mundial más justo.

Fuente: RT