Radio Victoria

La reciente séptima reunión extraordinaria del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) ha dejado al descubierto la creciente preocupación internacional por la situación política en Guatemala. Celebrada el 4 de diciembre, la reunión abordó con urgencia las acciones consideradas antidemocráticas que persisten en el país, marcando un nuevo capítulo en la lucha por preservar la democracia guatemalteca.

Proyecto de Resolución: Un Paso Serio hacia la Defensa Democrática

Durante la reunión, el representante de Estados Unidos ante la OEA, Francisco Mora, presentó un proyecto de resolución que busca abordar de manera contundente la creciente amenaza a la democracia en Guatemala. Mora destacó la seriedad del nuevo proyecto, subrayando el aumento de intentos por socavar el sistema democrático y desconocer los resultados electorales. Aunque los detalles no fueron revelados, se anticipa que este proyecto busca abordar de manera integral las amenazas en curso.

Inquietud por la Desafortunada Remoción del Derecho de Antejuicio a Magistrados del TSE

Una de las principales preocupaciones expresadas durante la reunión fue la decisión del Congreso de la República de retirar el derecho de antejuicio a los magistrados del Tribunal Supremo Electoral (TSE), incluyendo a Irma Elizabeth Palencia, Gabriel Aguilera, Mynor Franco y Ranulfo Rafael Rojas. Delegaciones de Estados Unidos y otros países expresaron su alarma ante el recrudecimiento de ataques a la democracia, a pesar de las resoluciones emitidas previamente por la OEA.

Respuesta Guatemalteca y Defensa del Proceso de Transición

En una intervención contundente, el canciller guatemalteco Mario Búcaro rechazó las motivaciones detrás de la convocatoria a la reunión, generando extrañeza y desacuerdo. Búcaro defendió la actuación del Congreso, argumentando que respondieron a denuncias del Ministerio Público y la Contraloría General de Cuentas, dentro de las competencias de ambas instituciones. Afirmó que la transición en Guatemala sigue siendo pacífica y democrática, desestimando las preocupaciones planteadas por los países participantes.

Preocupación Internacional y Llamados a la Acción

Representantes de diversos países expresaron su inquietud por los acontecimientos en Guatemala. Alejandra Solano de Costa Rica destacó la necesidad de decisiones colectivas para preservar y consolidar la democracia en el país. Stuart Savage, embajador de Canadá, señaló el continuo deterioro del estado de derecho en Guatemala, calificándolo de inquietante. De manera unánime, se advirtió que las acciones antidemocráticas comprometen el futuro del país y su reputación internacional.

Llamado de Atención de la Unión Europea

La Unión Europea, en calidad de miembro observador, instó al respeto de los resultados electorales y advirtió posibles repercusiones para aquellos que permitan el deterioro de la democracia en Guatemala. Este llamado refleja la preocupación internacional por el impacto más allá de las fronteras guatemaltecas si no se toman medidas para preservar la democracia.

Informe de la OEA sobre Observación y Transición

En el transcurso de la reunión, el secretario general de la OEA, Luis Almagro, presentó un informe detallado sobre las misiones de observación y transición en Guatemala. Destacó la ordenada transferencia de información dispuesta por el presidente Alejandro Giammattei y el compromiso de Bernardo Arévalo y Karin Herrera de asumir el cargo el 14 de enero. Sin embargo, Almagro lamentó las acciones del Ministerio Público que podrían obstaculizar este proceso.

Conclusión

La crisis democrática en Guatemala ha llevado a una movilización internacional sin precedentes, evidenciada por la reunión extraordinaria de la OEA. Mientras los países expresan su preocupación y proponen soluciones, la situación sigue evolucionando. La defensa de la democracia guatemalteca requiere una acción coordinada y decidida de la comunidad internacional.

Fuente: La Hora