WappPress

El expresidente Otto Fernando Pérez Molina ha sido citado para declarar en el juicio que se lleva a cabo por la masacre en la Cumbre de Alaska, ocurrida en octubre de 2012. En ese trágico evento, seis personas perdieron la vida y 34 resultaron heridas, marcando un oscuro capítulo en la historia de Guatemala.

El Rol del Exmandatario en el Juicio

El 5 de diciembre, la parte agraviada propuso a Pérez Molina para declarar en calidad de testigo, como parte de las pruebas que buscan dilucidar la responsabilidad de un coronel y ocho militares acusados de la masacre. En octubre de 2012, Pérez Molina ocupaba la presidencia junto a Roxana Baldetti, entonces vicepresidenta. El Tribunal de Mayor Riesgo B aceptó la solicitud y citó al expresidente para declarar el próximo 14 de diciembre.

Otros Involucrados en el Juicio

En este proceso judicial, también se ha citado al exministro de Gobernación, Mauricio López Bonilla, para declarar como testigo. Ambos enfrentan señalamientos y cumplen condenas por casos de corrupción durante el Gobierno del extinto Partido Patriota (PP).

Antecedentes de los Hechos

Los 48 Cantones, una organización ancestral de Totonicapán, se manifestaron el 4 de octubre de 2012 en contra de la eliminación de la carrera del magisterio, según lo anunciado por el gobierno de Pérez Molina. Además, expresaron su descontento por una iniciativa que buscaba reformar el artículo 66 de la Constitución Política de la República de Guatemala, abordando la protección a los grupos étnicos y el aumento del costo de la energía eléctrica.

Desencadenantes de la Tragedia

Como respuesta a estas manifestaciones, los campesinos bloquearon el kilómetro 170 de la Ruta Interamericana. Aunque las autoridades intervinieron para habilitar el paso vehicular, un incidente desató la furia de los pobladores, llevando a la retirada de las fuerzas públicas.

La confrontación se trasladó al kilómetro 169, donde se produjeron disparos por parte de los militares. El saldo fue la trágica muerte de seis personas y 34 heridos, marcando un punto de inflexión en la historia del país.

Desarrollo del Juicio

En la actualidad, la Fiscalía de Delitos contra la Vida del Ministerio Público (MP) continúa con el juicio del caso. Las juezas María Eugenia Castellanos, Elia Perdomo y Marling González supervisan el proceso en el que los nueve acusados enfrentan cargos por ejecución extrajudicial y tentativa de ejecución extrajudicial.

Entre los señalados destaca el coronel Juan Chiroy Sal, a quien la fiscalía considera el principal responsable de la masacre. A pesar de las acusaciones, goza de medida sustitutiva, permitiéndole esperar el juicio en casa junto a su familia. A los ocho soldados también se les acusa por la muerte de seis campesinos y la desaparición de otra persona.

Reflexiones Finales

El juicio por la masacre en la Cumbre de Alaska es un recordatorio de los desafíos que enfrenta Guatemala en términos de derechos civiles y justicia. La tragedia desencadenada por las protestas de los 48 Cantones ha dejado cicatrices profundas en la memoria colectiva.

En conclusión, la citación del expresidente Pérez Molina como testigo agrega un capítulo crucial a este proceso legal. La búsqueda de la verdad y la rendición de cuentas continúan siendo pilares fundamentales para la construcción de una sociedad justa y transparente.

Fuente: La Hora