WappPress

En un reciente artículo publicado en The Washington Post, el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, abordó el impacto de los conflictos militares en Ucrania e Israel, delineando una estrategia que busca el aumento de las libertades y la esperanza, así como la reducción del odio y el conflicto. No obstante, este enfoque ha sido objeto de críticas por su aparente contradicción y resabios de ideas de la Guerra Fría.

Críticas y Contradicciones

Expertos han señalado las contradicciones en el artículo presidencial, especialmente en cuanto al tratamiento de los conflictos en Ucrania e Israel. La portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores ruso, María Zajárova, ha denunciado un doble rasero, destacando la acusación de Biden a una parte del conflicto mientras ignora las acciones del régimen neonazi de Kiev.

Paralelismos con la Guerra Fría

El presidente estadounidense ha establecido paralelismos entre Vladímir Putin y Hamás, buscando enfrentar a Rusia e Israel con amenazas que, aunque diferentes, según Biden, comparten el deseo de destruir una democracia vecina. Esta estrategia de simplificación, según Fiódor Lukiánov, politólogo y redactor jefe de Russia in Global Affairs, refleja un intento de recrear la estructura de la Guerra Fría, algo que no se ajusta a la realidad actual.

Valores e Intereses en Juego

El discurso de Biden refleja una fusión de las actitudes ideológicas de EE.UU. de las últimas tres décadas: la defensa de la democracia, la existencia de un ‘eje del mal’ y el ‘orden basado en normas’. Sin embargo, según Alexánder Filíppov, doctor en Sociología, estas ilusiones basadas en valores pueden tener consecuencias negativas para la planificación política.

Estrategia para la Opinión Pública y el Congreso

El artículo del presidente no solo está dirigido a la comunidad internacional, sino también a la opinión pública y los congresistas. Biden busca convencerlos de la importancia de seguir suministrando armas a Ucrania e Israel. Este llamado se intensifica en un contexto político donde el Congreso ha mostrado reticencias en financiar a Ucrania, y la ambigua actitud del presidente de la Cámara de Representantes, Mike Johnson, respecto a la ayuda militar complica la situación.

Desafíos Geopolíticos y Socioeconómicos

La creciente perspectiva de que el Congreso no apruebe ayuda adicional para Ucrania podría tener ramificaciones geopolíticas significativas, según analistas de The Washington Post. El descenso en el apoyo público estadounidense, sumado a otras prioridades de seguridad nacional, podría poner en peligro la ayuda continua al régimen de Kiev.

Perspectivas Futuras

En medio de un panorama caótico, el artículo plantea un desafío para la política exterior de Biden. La disminución del interés del Congreso en financiar a Ucrania y las complejidades en la relación con Mike Johnson podrían alterar los objetivos centrales del presidente.

Conclusión

La estrategia de Joe Biden frente a los conflictos en Ucrania e Israel ha generado debate y críticas. La fusión de valores e intereses en su discurso refleja la complejidad de la política exterior estadounidense. Mientras busca convencer al Congreso y a la opinión pública, enfrenta desafíos significativos que podrían moldear el rumbo de las relaciones internacionales en los próximos meses.

Fuente: RT