WappPress

Manifestantes frente a la antigua Casa Presidencia en la ciudad de Guatemala. Internet

Sectores indígenas y campesinos, luego de casi tres semanas continuos de tomas de caminos en los diferentes departamentos del país, decidieron dar por finalizada la toma de caminos y trasladarse frente al Ministerio Público (MP), en la zona 1 de la ciudad de Guatemala, para continuar con las acciones de protesta exigiendo la renuncia de la Fiscal General de la República, Consuelo Porras, del Fiscal Rafael Curuchiche, y del Juez Orellana.

A casi un mes de protestas sociales infructuosas, no se logró la renuncia de ninguno de los funcionarios rechazados. Tampoco se consiguió la modificación de la Ley Orgánica del Ministerio Público en el Congreso de la República, como planteaban los dirigentes indígenas movilizados, para facilitar al presidente de la República la destitución de la Fiscal General. Y la petición de la prórroga del calendario electoral tampoco ocurrió. 

En este contexto, el presidente electo, Bernardo Arévalo, hizo público el documento titulado Acción para democracia, sin firmas, ni fecha, con logotipos de algunas organizaciones indígenas, organizaciones del sector empresarial y el logotipo de Arévalo. Dicho documento básicamente reitera lo que las normas vigentes ya establecen en cuanto al respeto de la voluntad popular, la no criminalización de la protesta social, no vulnerar derechos, y protesta social sin violentar la libre locomoción. En el documento, que fue presentado como el culmen de las protestas sociales y la incertidumbre sobre la “investidura” de Arévalo, no se menciona más la “lucha contra la corrupción”, tampoco se refiere a la exigencia de la “renuncia de los funcionarios” rechazados, mucho menos hace mención a la “persecución” judicial contra el partido Semilla, ahora suspendida su existencia legal.

En este contexto, un tanto confuso, dirigentes indígenas, quienes ya llevan cerca de un mes movilizándose, convocaron a nuevas movilizaciones masivas para, hoy, viernes y, mañana, sábado en la ciudad de Guatemala.

Hoy, desde tempranas horas, llegaron a la ciudad de Guatemala, delegaciones de indígenas desde diferentes territorios del país, llevando consigo mantas vinílicas, exigiendo la renuncia de los funcionarios públicos y el respeto a la democracia. Caminaron por diferentes calles y avenidas, hasta concentrarse, parte de ellos, frente a la antigua Casa Presidencial en la zona 1. No hubo la afluencia de participantes que se anunció, pero se hizo la acción. 

Bernardo Arévalo, activo en X, no hizo ninguna mención sobre dicha actividad. La Embajada de los EEUU en su cuenta X, en las primeras horas de la mañana, en sintonía con las vinílicas del grupo de manifestantes, protestó por el asesinato del dirigente indígena Xinca, Noé Gómez (uno de los que organizó el paro indefinido en días recientes), e hizo un llamado al respeto de la democracia en Guatemala.